26.5.07

1ª Comunion de la 2ª

De un modo tan....¿naif?, lo contaba el flamenco Juan Valderama entre uno y otro disco dedicado:

"Como una blanca azucena, lo mismo que un jazmín va mi niña hacia la iglesia, a la iglesia de San Gil. Ha cumplido siete años y va a recibir a Dios; mi niña toma rezando, su primera comunión. En el quisio de la puerta estamos su madre y yo con lágrimas en los ojos y risa en el corazón. Un coro de serafines hay en el Altar Mayor, que está mi niña tomando su primera comunión. De rodillas es tan bonita y tiene tanto salero, que le da el agua bendita un angelito del cielo. Mi niña ya está en mi casa, llena de gracia de Dios: cómo la mira su madre y cómo la miro yo. Cariño de mi cariño, alegría de su amor, la nieve y el blanco armiño copiaron de tu candor. Para un padre y una madre no hay alegría mayor que ver hacer a sus hijos la primera comunión."

Hoy casi no consigo diferenciar el aspecto folcklorico/mercantil del evento, del que deberia ser estrictamente un acto religioso. No he sabido nadar contra la corriente.
______________________________

2 comentarios:

J.R.Justo dijo...

Si ya es difícil mantenerse a flote, imagínate contra corriente y con toda la familia y demás [sociedad, colegios, amigos..] a cuestas.

No te preocupes todos hacemos sacrificios de este tipo. Descansa hasta las bodas

No soy Job dijo...

Nadar contracorriente en estos temas es dificil (a veces imposible), porque no luchas contra la sociedad, luchas con tus más allegados. No pude vencer a la familia en el bautizo de mi hijo, pero si conseguí una boda por lo civil para mí y que el chaval no hiciera la primera comunión. ¿El precio? Oir durante años y años que no he hecho las cosas "como dios manda", y miradas acusadoras (si hubiera dejado de vacunarle o de llevarle al colegio, la reacción no habria sido peor).