30.12.06

La horca

La horca ha acabado hoy con la vida de un dictador asesino, y sin embargo estoy desolado.

La pena capital es un homicidio premeditado y a sangre fría de un ser humano en nombre de la justicia. Es un castigo cruel, inhumano y degradante.

2 comentarios:

blogofago dijo...

He visto que JR opina de la misma manera

http://burgosempresarial.blogspot.com/2006/12/sadam-ejecutado.html

el_ucraniano_aniano dijo...

Lamentable jornada. Yo lo del ahorcamiento no me lo acabo de creer. S.H. era un tipo que tenía dobles oficiales. No es consuelo, en cualquier caso, que hayan ajusticiado, o hayan hecho el paripé con alguien que simplemente se le parecía. De lo de Barajas mejor ni hablamos.